en-la-ventana-c.jpg

Tras la acusación presentada por el Ministerio Público, fueron condenados a penas que oscilan entre los cuatro y tres años de prisión a cuatro exempleados de la red Mercados de Alimentos (Mercal), quienes admitieron su responsabilidad en hechos de corrupción.

 

Tal situación fue detectada el 25 de febrero de este año dentro de las instalaciones del Centro de Adiestramiento Naval-Canes, en la parroquia Catia La Mar del estado Vargas.

 

Durante la audiencia preliminar, las fiscales 12ª nacional y 9ª del referido estado, Yolaines Benavente y Yolangel Castillo, respectivamente, ratificaron la acusación contra el exjefe de Facturación, Irwin Barreto (39), los excajeros Ronald Orozco (32) y Romina Martínez (32), así como el exencargado de soporte técnico Branller Sánchez (29), por la comisión de los delitos de peculado doloso propio, asociación para delinquir y falsificación de documentos informáticos.

 

Sin embargo, el Tribunal 4º de Control de Vargas determinó que Barreto fue autor del delito de peculado doloso propio, y Orozco, Martínez y Sánchez fueron cómplices no necesarios en el mismo tipo penal.

 

Adicionalmente, el tribunal cambió el delito de asociación para delinquir por agavillamiento para las cuatro personas.

 

Luego de la admisión del hecho por parte de los acusados, la referida instancia judicial dictó una condena de cuatro años y cuatro meses de prisión para Barreto. Orozco y Sánchez deberán cumplir una pena de tres años y diez meses. Los tres hombres permanecerán recluidos en el Internado Judicial de El Rodeo III, ubicado en el estado Miranda.

 

Por su parte, Martínez fue condenada a tres años y diez meses de prisión, sentencia que cumplirá en el Instituto Nacional de Orientación Femenina, ubicado en esa jurisdicción.

 

Además, el referido ente judicial acordó una multa para los hoy condenados por 200 unidades tributarias, el pago del 13.3% del monto de la factura y como pena accesoria no podrán ejercer cargos públicos durante el cumplimiento de la pena, según lo establecido en la Ley Contra la Corrupción.

 

El 25 de febrero de este año, funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) fueron informados acerca de algunas irregularidades en la facturación de los productos en la mencionada red.

 

En ese sentido, los efectivos se dirigieron al lugar para realizar las investigaciones pertinentes, y constataron que los cuatro exempleados generaron una factura el 12 de febrero de 2016 por la cantidad de 321 mil 962 bolívares, sin embargo, el 15 de febrero la eliminaron del sistema.

 

Posteriormente, al enterarse que el caso estaba siendo investigado, el 24 de febrero crearon nuevamente la factura, pero todos los movimientos quedaron registrados en el sistema.

 

Por tal motivo, los uniformados detuvieron al responsable del manejo del sistema, al supervisor de ventas y a los facturadores.

 

 

(Nota de Prensa)

Comentarios Facebook