cuadro-chuio.jpg

Ante los ataques que enfrenta el Gobierno venezolano por parte de la derecha nacional e internacional, el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, confesó estar preocupado por Venezuela, ya que tuvo una relación muy estrecha con el Comandante Hugo Chávez, quien al igual que él gobernó a favor de los pobres, causando incomodidad entre la oposición de su país.  

 

Por otro lado, el exmandatario dijo en el programa de televisión española “Informe Semanal” que en efecto sí volvería a ser candidato presidencial, en aras de levantar la moral del socialismo; repudió el juicio político que enfrenta injustamente la presidenta suspendida Dilma Rousseff.

 

“Cuando terminé mi mandato, ni la oposición hablaba mal de mí. Hay gente que me odia porque los pobres empezaron a viajar en avión, a comprarse coches. Me dije que aunque fuera presidente de todos, gobernaría para los más pobres. Eso molestó a la oposición”, manifestó Lula, quien fue vinculado en actos de corrupción sin pruebas convincentes, para enlodar su imagen tal como lo hizo la derecha de Brasil contra Rousseff.

 

(LaIguana.TV)    

Comentarios Facebook