No paran en su propósito de querer intervenir en los asuntos internos de Venezuela. Esta vez el ultraderechista español Albert Rivera, quien llegó la noche de este lunes 23 de mayo al país dijo que “un país en crisis humanitaria (en referencia a Venezuela) tiene que dejarse ayudar”, pues según él, esta supuesta ayuda “es una obligación moral” de su país.

 

“Dar comida a un país en crisis no es injerencia, es una obligación moral (…). Un país en crisis humanitaria tiene que dejarse ayudar”, dijo el español que fue invitado por la derecha venezolana en una sesión especial de la Comisión Permanente de Política Exterior de la actual Asamblea Nacional (AN) con mayoría opositora.

 

En dicha reunión, Rivera también dijo que Venezuela vive “una triple crisis”: una humanitaria, una política y otra de inseguridad.

 

Y como la intervención en asuntos internos no tiene límites, a Rivera se le ocurrió decir que “el diálogo efectivo con condiciones, con derechos humanos, con ley y con democracia va a ser la única salida para que los venezolanos puedan levantar este país”.

 

Por si esto fuera poco el ultraderechista español (aplaudido en su discurso por la ultraderecha venezolana) también dijo que en Venezuela se deben garantizar los derechos humanos al afirmar que «Tienen ustedes personas presas por pensar distinto”.

 

A pesar de todo esto, dijo que su visita no era “injerencia”, entonces ¿cómo se llamará la acción de intervenir en asuntos internos de otro país?

 

(LaIguana.TV)

mikq1.jpg

 

Comentarios Facebook