fbpx
#LoÚltimo
Dueño de Ovomar que dejó “empichar” huevos tiene empresa en España
Junio 1, 2016
La Iguana Google Plus

cuadroi-sdgfzsdgvf.jpg

El vicepresidente y socio de una empresa avícola que lanzó a la basura 3 millones de huevos, es accionista y directivo de una compañia registrada en España, en lo que podría ser un mecanismo de legitimación de capitales.

 

Se trata de Jaime Alberto San Luis Andrés, quien posee cerca del 20 por ciento del capital de Ovomar, una procesadora avícola, que ha sido denunciada ayer por presuntamente haber permitido que unos 3 millones de huevos para consumo humano se decompusieran.

 

La acusación la hizo el diputado nacional Ricardo Molina, que representa al estado Aragua (donde funciona la planta industrial de la compañía), quien informó que “Ovomar “tiró” 3 millones de huevos a la basura, esto como parte de la guerra económica que ha emprendido la derecha venezolana para desestabilizar al Estado venezolano.”

 

Durante el programa Pueblo Legislador, transmitido por RNV, Molina aseguró que fueron unos 3 millones la cantidad de huevos que dejó perder esta empresa ubicada en la zona industrial de Santa Cruz, municipio Lamas.

 

“Tenían huevos allí almacenados desde el mes de octubre del año pasado y a estas alturas siguen con estas prácticas, entonces nosotros tenemos que denunciar a Ovomar que es una industria conspirador”, agregó.

 

Una investigación documental realizada por el sitio de periodismo de datos La Tabla, permitió determinar que San Luis Andrés, inscribió el pasado 24 de noviembre una compañía denominada Waleca Canarias, SL, donde figura como administrador solidario junto María Milagro Leal Pérez.

 

La información, contenida en el Boletín Oficial del Estado (BOE), precisa que la compañía tiene un capital de 44 mil euros y que su objetivo es “la compra, venta, adquisición, administración, explotación, arrendamiento o enajenación por cualquier título de fincas rústicas o urbanas, edificios, chales, bungaloes, apartamentos, locales y demás obras que ejecute.”

 

Además del dato de su inscripción, la firma no registra operaciones comerciales abiertas, lo que permite deducir que pudiera tratarse de una fachada para la legitimación y movilización de capitales.

 

San Luis Andrés es la única persona natural que figura como accionista de Ovomar, pues los otros cuatro son compañías anónimas.

 

Además, en su denuncia, el diputado Molina agregó que el precio justo del cartón de huevo es de Bs. 844, pero Ovomar los vende con un sobreprecio de 1 mil 140 bolívares. “Los clientes de Ovomar se convierten en bachaqueros, porque terminan vendiendo los cartones de huevo hasta en 3 mil bolívares, esa es la guerra económica en contra de la que debemos luchar”, acotó.

 

(Aporrea)