#LoÚltimo
Alejandro López González: “Recuperando las plantas de gas podrían generarse 400 MW para Zulia”
Julio 16, 2018
La Iguana Google Plus

El ingeniero eléctrico zuliano Alejandro López González hizo un diagnóstico descarnado de las que, a su juicio, son las causas del colapso del sistema eléctrico zuliano, que debería estar produciendo 2 mil 400 megavatios y solo produce 350, con graves problemas adicionales de transmisión y distribución.

 

LaIguana.TV conversó con López González, egresado de la Universidad del Zulia, con la intención de estimular el debate sobre las razones de la grave situación y, sobre todo, de las posibles soluciones a corto y largo plazo.

 

¿Cuál sería la solución de emergencia para el problema eléctrico del Zulia (que sea viable en costos y posibilidades de acceso a equipos)?

 

-Actualmente, la situación es tan grave que es difícil diferenciar lo importante de lo urgente y son cosas que hoy, en el Zulia, se funden. Sin embargo, lo que está claro que es se deben recuperar las máquinas de generación indisponibles por falta de mantenimiento, mala operación y gestión, uso inapropiado de combustible diesel en máquinas para gas natural y modelos de máquinas adquiridos sin ningún criterio técnico. Son máquinas nuevas que han presentado una elevada tasa de fallas y algunas nunca han funcionado adecuadamente, sobre todo, el grupo adquirido por directamente por Pdvsa durante las primeras emergencias eléctricas entre 2010 y 2012, como por ejemplo, la Barcaza Antonio Nicolás Briceño, ubicada en la localidad zuliana de San Lorenzo y otras unidades denominadas, paradójicamente, de “respuesta rápida”.

 

López González indicó que en el Zulia hay alrededor de 2400 MW de capacidad instalada, sin embargo, el mismo ministro reconoce que apenas hay 350 MW de generación efectiva. Por ello, lo más importante sería recuperar la capacidad indisponible, hacer reparaciones mayores en corto plazo, reponer partes y recuperar los contratos con las empresas encargadas de realizar mantenimientos preventivos, predictivos y correctivos a los sistemas de generación, algo que se dejó de hacer hace varios años.

 

Acotó que una de las causas del agravamiento del problema es que el personal especializado en mantenimiento predictivo de Corpoelec-Zulia ha ido mermando debido a que tiene alta calificación y experiencia por lo que muchos han emigrado del país en busca de mejores salarios.

 

El ingeniero eléctrico admite que también es Por otro lado, es urgente recuperar los cables de transmisión y líneas que reiteradamente muestra el ministro de Energía Eléctrica. “Pero esto no fue la causa principal, sino la gota que derramó el vaso de la desidia en cuanto a atención y mantenimiento del sistema eléctrico del Zulia”, advierte.

 

“Por otro lado, hay correcciones urgentes en materia de distribución. La mayor parte de los transformadores de Maracaibo y San Francisco están sobrecargados, lo que provoca fluctuaciones en la tensión y daños a los electrodomésticos”. Explicó que la conjugación de las fallas de generación, transmisión, son “un coctel siniestro de fallas que para cualquier ingeniero resulta extremadamente difícil de resolver, porque se han acumulado por años y años de olvido”.

 

-¿Cuál sería la solución estructural, a largo plazo?

 

-La solución a largo plazo está contenida en el primer programa socialista Simón Bolívar 2007-2013 y nunca se aplicó. Se debe migrar a gas natural todo el parque termoeléctrico zuliano para darle una confiabilidad tres veces superior al sistema de generación que ahora, con gasoil, presenta una tasa de fallas que triplica en frecuencia la tasa de promedio de fallas de este tipo de máquinas.

 

Explica que sería necesario reactivar tres proyectos de ciclo combinado que debieron estar concluidos en 2012: Termozulia 2, Termozulia 3 y Termozulia 4. “Estos proyectos fueron paralizados por completo. Apenas se dejaron las maquinas de estos proyectos generando a ciclo abierto, es decir, comenzaron a generar con el proyecto a medio acabar. Si se completan estos proyectos se sumarían rápidamente 400 MW más al sistema”.

 

Esta solución es rápida, pero no tanto porque, según lo alerta el entrevistado, es necesario recuperar las máquinas que han sido utilizadas con diesel y volverlas a su estado original para que funcionen con gas natural.

 

-¿Con eso se superaría la crisis?

 

-Hecho esto, el sistema electrico zuliano estará actualizado, pero requiere de una proyección de largo plazo que se basa en la sinergia entre ciclos combinados y la energía eólica. La península de la Guajira tiene uno de los más altos potenciales eólicos del mundo. En esta zona se podrían generar entre aerogeneradores (turbinas eólicas) en tierra y en el golfo unos diez mil megavatios. Esto es fundamental para darle estabilidad al sistema interconectado nacional que esta desbalanceado con una extrema generación en el oriente y una elevada demanda en el extremo occidental (Zulia, Lara, los Andes). La generación eólica conjunta con los ciclos combinados que deben terminarse, era el proyecto original de desarrollo a largo plazo de la región zuliana, desde principios de este siglo (2000-2003). La energía eólica en el Zulia y Falcón nos permitiría generar sin tener que gastar gasoil ni gas natural, lo que repercute en un incremento en los ingresos por exportaciones de estos hidrocarburos. He estimado que una inversión en energía eólica, en la Guajira, se recupera en 4 años y medio, gracias al ahorro en combustibles que esto provocaría. Pero la alta burocracia eléctrica de nuestro país tiene otros intereses.

 

-¿Qué porcentaje de culpa estima usted que tienen el sabotaje interno y las acciones terroristas en el colapso del sistema?

 

-Durante mis años en la sede regional Zulia del Mppee, dije en diversas reuniones que si existiese un sabotaje, sería un sabotaje interno gerencial. Es un sabotaje que se ha basado en retrasar los proyectos, en negar el presupuesto para los mantenimientos y por ende provocar fallas cada vez más frecuentes en el sistema zuliano. En un primer momento, pensaba que esto lo hacían personas “infiltradas” (enemigos del gobierno), pero hoy estoy convencido de que fue ordenado y manejado por personas estructuralmente relevantes dentro del gobierno nacional que desde un principio han querido provocar estas crisis para luego vendernos sus proyectos termoeléctricos una y otra vez, proyectos que luego dejan perder para poder tener autorización para comprar maquinas nuevamente, dejarlas perder y así sucesivamente. Esta tesis ha quedado demostrada, cuando hace unos meses las autoridades eléctricas afirmaron que la solución al problema eléctrica en el Zulia eran dos nuevas plantas termoeléctricas, una a gasoil y otra carbón, sin mencionar, ni por un momento, que existen más de 2000 MW indisponibles en el Zulia por falta de mantenimiento, ahí ya resultó evidente de donde proviene “el sabotaje” y cuál es su intencionalidad. Creo que este sería el método de corrupción administrativa más primitivo y eficaz de la historia.

 

Sobre las acciones terroristas, López González opinó que resulta curioso que siempre consisten en cortes de o robo de cables y lineas eléctricas de distribución y transmisión o robos en subestaciones. Es curioso, porque cualquier ingeniero y técnico sabe que si lo que se quiere es sabotear al sistema eléctrico zuliano, lo que había que hacer es atacar las plantas de generación eléctrica o sus pórticos de salida de líneas de transmisión y no han hecho eso.

 

-¿No hay terrorismo entonces?

 

-Por ejemplo, los casos de actos terroristas en Falcón son de una evidente mentira. Han llegado al colmo de señalar como causa del grave estado del sistema eléctrico falconiano a un robo de cables en la carretera de entrada a Coro. Es increíble. Han hecho de los robos y hurtos cotidianos a cables eléctricos un asunto de Estado, un enemigo terrorista que amenaza la seguridad de estado, esto es ridículo. Muestra a individuos de muy bajo perfil, en pantalones y cortos y sin camisa, personas que claramente viven una situación de pobreza, como si fueran unos terroristas, enemigos del Estado. A mí eso me recuerda a la canción de Alí Primera (Ruperto) “la policia siempre es eficiente cuando se trata de los pobres”, pero los grandes saqueadores del sistema eléctrico zuliano, algunos de ellos hoy viviendo en Estados Unidos y en España, acusados de diferentes estafas, grandes saqueadores de miles de millones de dólares, a esos ni los nombran.

 

-¿En términos individuales, quiénes son los responsables del nivel al que ha llegado el problema? ¿Son culpables de delitos de corrupción o se trata de ineficiencia y errores?

 

-Sin duda hay una responsabilidad política. La fusión de las empresas eléctricas regionales se llevó de forma desastrosa y Corpoelec es un híbrido pesimamente construido, sin ningún criterio gerencial ni técnico. Luego, en el desorden de la creación de Corpoelec, personas inescrupulosas aprovecharon para colocar en cargos claves a amigos, socios y cómplices, desplazando a los cuadros técnicos que naturalmente debía ocupar esos cargos.

 

López González fue particularmente crítico con la gestión de Argenis Chávez, pero aseguró que ni Hector Navarro ni Jesse Chacón hicieron tampoco lo necesario para evitar el caos. “En los proyectos de cierre de ciclo combinado, siempre he pensado que es muy probable que haya habido corrupción administrativa directa de altos cargos del Mppee y Corpoelec en Caracas. Porque es inconcebible que se inicien proyectos de tan grande envergadura como estos y se dejen luego a la mitad sin culminarse, dejando los equipos expuestos al agua y al sol, sin que sean instalados, luego de haber sido adquiridos. Cabe destacar que una turbina de estas tiene un costo de varias decenas de millones de dólares o incluso más del centenar de millones (según el equipamiento con el cual sea adquirida). Al final, acá se debe investigar porque se hizo esto ¿acaso se quería llevar al pueblo zuliano a una situación tan extrema que permitiera chantajearnos con que la única solución es olvidar los proyectos de energías renovables y los proyectos con gas para comprar una megaplanta carboeléctrica de unos 4 mil millones de dólares? ¿De cuánto serían las comisiones por la adjudicación de una planta con ese costo? En la respuesta a estas preguntas está el trasfondo de toda esta crisis”.

 

(LaIguana.TV)