La detención ilegal del cónsul venezolano en Aruba Hugo Carvajal, a solicitud de un tribunal del distrito sur de Florida, Estados Unidos, “es otro mecanismo más de afectación a la soberanía de otros países llevada a cabo por el imperio norteamericano, pasando por encima de inmunidades y privilegios diplomáticos preservados en las leyes internacionales”, manifestó este miércoles el viceministro de Relaciones Exteriores para Europa, Calixto Ortega.

Carvajal fue detenido el pasado 23 de julio, en violación del derecho internacional, en especial de la Convención de Viena Sobre Relaciones Diplomáticas, de 1961. Cuatro días después, el Reino de los Países Bajos (al cual Aruba se vincula como país autónomo insular) ordenó la liberación del diplomático.

Ortega aclaró que Carvajal “no está siendo investigado por ningún delito ni en Venezuela, ni en Aruba u otro país como Colombia, por lo que no hay ningún fundamento para el presunto expediente que cursa en Florida”, por lo que consideró que el arresto es un elemento más de la campaña en contra de Venezuela, que pretende atacar la unidad de las fuerzas revolucionarias y la unión cívico-militar.

Esta campaña -comentó- incluye el ataque a las instituciones del Estado y pretende hacer señalamientos en contra de generales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, que es el caso de Carvajal, designado en enero pasado como cónsul de Venezuela en la isla.

“Este capítulo se cierra con un criterio favorable de la más alta instancia del Reino de los Países Bajos (Holanda), que determinó que ciertamente Carvajal gozaba del fuero diplomático”, agregó.

(AVN)

Comentarios Facebook