RESACAS-C.jpg

Cada fin de año trae consigo un sinnúmero de fiestas, cócteles, actividades en el trabajo, en el colegio de los hijos, en el barrio; y muchas veces el exceso de comida y alcohol pasan la cuenta. Para la resaca hay cientos de recetas caseras, sin embargo, muchas de ellas son solo mitos y en poco contribuyen a sentirse mejor. La gastroenteróloga de VidaIntegra, Dra. María Cecilia Abuauad, explica qué hacer para disfrutar de estas fiestas sin resaca aunque, por supuesto, la clave siempre será beber con moderación.

 

Mito 1: Lo mejor para evitar la resaca es intercalar el alcohol con vasos de agua

Verdadero. La gastroenteróloga explica que “si se bebe solamente alcohol, la probabilidad de intoxicarse es mucho más alta que si bebes agua, que neutraliza un poco el consumo de alcohol”. Si no es agua puede ser alguna bebida o jugo.

 

Mito 2: Para pasar la resaca se debe tomar cerveza en la mañana

Falso. “Alcohol por ningún motivo”, señala la Dra. Abuauad; y explica que “la resaca aumenta y las consecuencias son peores, se puede presentar gastritis, diarrea, intoxicación, entre otras”. La especialista es enfática al señalar que ni la cerveza ni ningún otro licor sirven.

 

Mito 3: No se debe beber con el “estómago vacío”

Verdadero. Al comer, explica la especialista de VidaIntegra, “el alcohol se absorbe más lento”. Sin embargo, hay que alimentarse bien y despacio. Si se bebe mucho mientras se come, la digestión se torna más lenta y pueden comenzar las molestias.

 

Mito 4: Comer comida alta en grasas ayuda a no emborracharse ni tener resaca

Falso. Si bien es aconsejable nunca beber con el estómago vacío, tiene que ser comida saludable. “La comida grasosa interfiere porque retarda el vaciamiento gástrico, entonces, el alcohol se absorbe más rápido”, explica la Dra. Abuauad.

 

Mito 5: Tomar únicamente un tipo de licor ayuda a no tener resaca

Verdadero. La gastroenteróloga explica que “se recomienda no mezclar licores porque genera irritación estomacal. Es preferible tomar tragos más suaves como el vino o la cerveza y evitar los de alta graduación alcohólica como el vodka, el ron, el pisco o el whisky, que son mucho más dañinos”. 

 

Mito 6: Hombres y mujeres tienen los mismos problemas de resaca y se emborrachan igual con las mismas dosis de alcohol

Falso. “Las mujeres son más sensibles porque metabolizan más rápido el alcohol. En general se emborrachan más rápido y con menos cantidad”, indica la especialista. Por otro lado, el peso y la talla también influyen.

 

Mito 7: Tomar café en la mañana ayuda a pasar la resaca

Falso. “El café es muy irritante, por lo que es casi lo mismo que seguir tomando alcohol. Se debe evitar todo tipo de alimento irritante como el ají, cebolla, merkén, kétchup, salsa de tomates, frituras, etc.”, indica la especialista. Es mejor tomar bebidas isotónicas, jugos de frutas o agua.

 

Mito 8: Un mariscal o algún plato con mariscos en la mañana ayudan a pasar la resaca

Verdadero. La popular tradición de desayunar un mariscal, paila marina u otro plato similar el primero de enero “está en lo cierto”, señala la Dra. Abuauad. Los mariscos son altos en zinc, hierro y vitaminas como la B6 y A, cuya concentración disminuye en el organismo después de una noche de exceso de alcohol. 

 

Mito 9: Lo mejor para el dolor de cabeza producto de la resaca es tomar analgésicos

Falso. La gastroenteróloga explica que “los analgésicos pueden producir gastritis y el alcohol también, entonces, si hay dolor de cabeza, se debe usar analgésicos pero vía supositorio, y evitar las píldoras para no aumentar el problema digestivo”.

 

Mito 10: El antiácido sirve para prevenir las molestias del exceso de comida y alcohol

Verdadero. “El antiácido es un protector gástrico, pero hay que tomarlo antes, durante y después. Ayuda mucho a evitar que se produzca compromiso en el tubo digestivo”, indica la especialista.

 

Tips para unas fiestas sin resaca

– Si va a consumir alcohol, hágalo en pequeñas cantidades e intercalando bebidas, jugo o agua. Un trago debiera durar en la mano no menos de 45 minutos.

– Nunca beber con el estómago vacío. Comer sano, de preferencia alimentos bajos en grasas.

– Si amanece con resaca, tome jugo de frutas en la mañana. Cuando se sienta mejor, aliméntese de manera saludable.

– Puede consumir mariscos, bebidas isotónicas, infusiones como agua de hierbas o simplemente agua..

– Evitar el café y todos los alimentos irritantes.

– Si las molestias persisten visite a su médico. Puede estar frente a una gastroenteritis aguda, gastritis, virosis o intoxicación.

 

(VidaIntegra)

Comentarios Facebook