cuadro-colombia-productos.jpg

Este martes 28 de junio la presidenta de la Cámara de Comercio de Maracaibo, Amaya Briner, se refirió a la estrategia empleada hoy día por el gobierno del estado Zulia, con el fin de aliviar la escasez de bienes de primera necesidad que se vive actualmente en la referida entidad. La misma, indicó, consiste en colocar productos colombianos en los anaqueles de los comercios venezolanos a costos inaccesibles.

 

«Hemos visto en los anaqueles de los supermercados que ha habido una especie de inundación de productos colombianos a unos precios prácticamente de dólar libre. Se están consiguiendo productos pero a unos precios que solo un pequeño sector puede acceder a ellos», aseguró.

 

En entrevista concedida al programa «Con todo y Penzini», transmitido por el canal privado Globovision, Briner hizo énfasis en que esta no es la solución definitiva para solventar la ausencia de productos básicos en la región. «Una cosa es importar algunos productos, pero otra cosa es suplir la producción nacional con unos productos importados», aseguró, haciendo referencia a una supuesta «competencia desleal» contra los empresarios venezolanos.

 

«Nosotros necesitamos el apoyo del gobierno nacional y regional para nuestros productos venezolanos. Ese producto nacional está generando empleos, está generando oportunidades. Estás trabajando con empresas que están formalmente constituidas, que pagan tributos», precisó.

 

Por otra parte, de acuerdo a información reseñada por el diario El Impulso, el presidente de Fedecámaras en el estado Lara, Alberto Gámez, alertó que la mercancía proveniente del hermano país también estaría causando graves daños en los anaqueles de Barquisimeto y de otros municipios aledaños. La política de importación implementada por el gobernador del estado Zulia, Francisco Arias Cárdenas, según dijo, estaría llevando a la quiebra a muchas empresas zulianas y ahora larenses.

 

Recordemos que recientemente el secretario de gobierno del estado Zulia, Giovanny Villalobos, se había referido a la alternativa que hoy día tenía la clase pudiente zuliana, de adquirir los alimentos importados desde Colombia a altos precios. «En los supermercados ya están saliendo productos para la clase media un poco más caros que los regulados, pero más baratos que los bachaqueados», expresó el secretario en entrevista concedida al diario La Verdad.

 

Estas importaciones, puntualizó Villalobos, se estarían realizando por vía de excepción, gracias al Ejecutivo Nacional. «Están entrando entre 150 y 300 gandolas diarias para estabilizar el mercado. La mercancía se nacionaliza y es legal», afirmó. Esta política ya ha sido calificada por muchos como una especie de Claps VIP.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook