Una joven oriunda de Malasia conocida como Joanna Joseph, quien fue víctima de acoso escolar desde los 12 hasta los 16 años, ahora sorprende por su transformada apariencia física.

 

La adolescente, era tildada de “patito feo” por sus compañeros de clase, profesores e incluso familiares.

 

Fue hasta que Joanna cumplió 16 años cuando decidió dar un cambio radical a su vida, y empezó a correr dos horas diarias durante las noches en vista de que no podía costear un gimnasio. También modificó su dieta alimenticia.

 

Muchas personas cercanas a su entorno, al notar la transformación, comenzaron a tildarla de “drogadicta” sin embargo, Joanna hizo caso omiso a dichos comentarios.

 

“La intimidación nunca está bien. Fui víctima de un matón cuando estaba en la escuela primaria y secundaria. Mis maestros, amigos e incluso mi familia me intimidaban por mi tamaño. Me degradaron y me hicieron sentir mal por mi aspecto. La escuela secundaria fue una pesadilla para mí”, escribió la actual modelo a través de una publicación que compartió en Instagram.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook