El presidente chileno Sebastián Piñera aceptó este lunes la renuncia del ministro de Cultura, cuatro días después su nombramiento y luego de ser cuestionado públicamente por la crítica que expresó contra el Museo de la Memoria en un libro en el que aparece como coautor.

 

El escritor Mauricio Rojas había sido nombrado el jueves en el cargo, en el marco del acotado ajuste de gabinete que el mandatario realizó, a cinco meses de haber asumido su segunda administración.

 

Tras su nombramiento, la prensa recordó la frase que Rojas escribió hace tres años en el libro “Diálogo de Conversos”, calificando de “montaje” al Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, que recuerda a las 3.200 víctimas, entre muertos y desaparecidos, que dejó la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

 

(Globovision)

Comentarios Facebook