Este lunes, el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, desestimó las acusaciones de los familiares del diputado opositor Juan Requesens sobre coacciones de parte de los organismos de seguridad para que este confesara su participación en el atentado magnicida contra el presidente Nicolás Maduro, realizado el pasado 4 de agosto.

 

“No, a Juan Requesens no lo maltrató nadie. Estoy seguro que quienes sacaron el video fueron ellos mismos para victimizarlo (…) Ya hay caras, hay nombres, hay confesiones. No es verdad que aquí le estén cayendo a golpes a la gente para que confiese, eso no es aquí en la Quinta República. Los teléfonos hablan solos, y en los teléfonos está toda la información y toda la comunicación, que es parte de la investigación que tiene que llevarse adelante y que se está llevando adelante”, fueron las palabras de Cabello durante la marcha en apoyo al presidente Nicolás Maduro.

 

Requesens y el diputado de Primero Justicia Julio Borges han sido vinculados al atentado magnicida en grado de frustración. Al primero se le acusa de haber colaborado en la entrada de los drones desde Colombia por vía terrestre. Cabello, sobre este punto, reiteró que no solo estos dos diputados están implicados, sino que “hay otros sectores de la oposición que están metidos en el magnicidio frustrado contra el presidente Maduro”.

 

 (LaIguana.TV)

Comentarios Facebook