Un empleado de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), identificado como Henry Rafael González Brito, fue aprehendido tras solicitar a un usuario la cantidad de 20 millones de bolívares para solucionar una falla en el servicio de electricidad en el estado Zulia.

 

La información la dio a conocer el ministro para la Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, a través de su cuenta en Instagram.

 

En este orden de ideas, detalló que este miércoles una persona presentó una denuncia contra el mencionado empleado, quien acudió para atender una falla previamente reportada, sin embargo, este argumentó que Corpoelec estaba de huelga, “pero que si le depositaba 20 millones de bolívares le solucionaba la situación”.

 

Una vez procesada la denuncia, las autoridades planificaron una operación para apresar a esta persona, quien dejó un número telefónico para que lo contactaran y determinar el respectivo pago, expresó el titular de la cartera eléctrica.

 

Explicó que un integrante de la Dirección de Seguridad se hizo pasar por el usuario para concertar la cancelación, lo que llevó a la captura de la persona, hoy “convicta y confesa” y “se ordenó despedir inmediatamente y ponerlo a la orden de las autoridades competentes por el delito de extorsión”.

 

“Es falso que Corpoelec esté en huelga, ya que para llegar a esta acción, se deben cumplir previamente ciertos pasos para concluir con la elaboración del pliego conflictivo, ir a huelga sin cumplir con los requisitos establecidos en las normas es ilegal y es causal de despido”, manifestó.

Motta Domínguez añadió que “ningún trabajador de Corpoelec puede solicitar pago por la reposición del servicio o reparación de una falla del alumbrado público o equipos que sirvan a toda una calle, sector o zona”.

 

No obstante acotó que se dan casos en los que existen equipos como transformadores, que fueron adquiridos por compañías particulares las cuales construyeron residencias de propiedad horizontal. “Estos equipos son privados y sirven solo a las personas que habitan esas urbanizaciones, no son de beneficio público, si esos equipos fallan, deben ser adquiridos o reparados y cancelados por los propietarios de los domicilios, así como lo hacen cuando se dañan los ascensores o bombas de agua”, indicó el alto funcionario.

 

Mientras que en Corpoelec únicamente se les suministra el servicio eléctrico contratado, pero no restablece equipos.

 

“Por lo tanto, no se debe pagar a trabajadores de la empresa. Todo aquel trabajador que incurra en lo que hizo la persona arriba señalada correrá la misma suerte, despido y entregado a los cuerpos de seguridad competentes”, precisó.

 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook