XZFM9TcU92yh6Li

La embajadora de Cuba ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Dulce Buergo Rodríguez, criticó las declaraciones antipalestinas emitidas por su par israelí, Carmel Shama Hacohen, durante una sesión del organismo internacional, celebrada el pasado viernes, en la cual el diplomático pidió un minuto de silencio por las víctimas del Holocausto.

 

El altercado ocurrió luego de que la instancia decidiera inscribir a la ocupada ciudad cisjordana de Al-Jalil (Hebrón) en su lista de patrimonio mundial, a pesar de los intentos de la localidad israelí Tel Aviv en contra de esta decisión.

 

“Creo que solo el presidente puede pedir un minuto de silencio. Creo que se está haciendo una interpretación incorrecta de esta decisión y se vuelve a manipular la decisión que toma este comité para después poner en los medios que este es un comité que adopta medidas contra el pueblo de Israel. Esto no es un circo político. Este tipo de acciones que acaba de hacer el representante de Israel no podemos permitirlas”, expresó Buergo, durante su derecho de palabra.

 

Asimismo, la embajadora pidió un minuto de silencio por la memoria de todos los palestinos que han muerto en manos israelíes a lo largo de los últimos años.

 

La petición de Buergo generó la molestia de Shama, quien calificó a Cuba como un “Estado violador de derechos humanos” y se retiró de la sala bajo la excusa de que había recibido muchas llamadas de teléfono durante su intervención.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook