fbpx
#LoÚltimo
El plan gringo: Shannon como el pacificador y la OEA como ejecutora de Venezuela (+Confidenciales)
Julio 17, 2016
La Iguana Google Plus

cuadro-taaaalk.jpg

Este domingo en el segmento Los Confidenciales de su programa José Vicente Hoy, el periodista José Vicente Rangel refirió que la entrevista sostenida entre el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el subsecretario  de Estado de EEUU para Asuntos Políticos, Thomas Shannon, el pasado mes de junio estuvo orientada en tres temas: 1) el diálogo gobierno-oposición; 2) la discusión del revocatorio en caso de cumplirse los requisitos pautados en la Constitución y leyes, y 3) el compromiso de no victimizar a opositores ni a chavistas.

 

Según dijo, la mediación de Shannon tiene como objetivo normalizar las relaciones entre Venezuela y EEUU, sin embargo, Rangel llama la atención sobre las recientes declaraciones del presidente Obama, las cuales son interpretadas en esferas políticas “como una provocación inducida por poderosos factores que operan en el senado norteamericano”, expresó el comunicador.

 

¿La OEA en posición “antivenezolana”?

 

A propósito de las relaciones de Venezuela en el exterior, Rangel destacó que la burocracia de la Organización de los Estados Americanos (OEA) tiene una posición “claramente antivenezolana que en el fondo busca el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro”.

 

En opinión de Rangel, esto se explica en la conducta del secretario general, Luis Almagro, y el modo en que se ve secundado incondicionalmente por los funcionarios: “por eso el responsable de asuntos jurídicos de la OEA, el uruguayo Jean Michel Arrighi, declaró de manera insólita que la Carta Democrática había sido activada en la reunión de la OEA del pasado 23 de junio en Washington, cuando ocurrió todo lo contrario”, señaló.

 

La canciller Delcy Rodríguez, entrevistada del programa para esta oportunidad, ya había indicado que lo acordado en dicha reunión fue que “se tomara nota”, de manera que el tema planteado por Almagro quedó archivado.

 

“Sin duda que el clan de los uruguayos funciona a la perfección para atacar a Venezuela. En medios de la OEA se comenta que detrás de esa actitud hay fuertes estímulos crematística” (sic), concluyó Rangel.

 

(LaIguana.TV)