Hasta antes de la reconversión monetaria nadie se quejaba porque los trabajadores residenciales, o conserjes, como se les conoce, ganaban 5 millones de bolívares mensuales, aunque la administración gastara 200 millones de bolívares en la adquisición de bolsas de basura. 

 

Ahora, con el decreto del nuevo salario mínimo las juntas de condominio han lanzado el grito al cielo. En las redes sociales se ha posicionado la etiqueta #CondominiosAhorcados. Para el analista comunicacional Luigino Braccio Roa también hay que pensar en la dignificación de quien hace las labores de mantenimiento. 

 

“Me parece una tacañería el escándalo por las trabajadoras residenciales (mal llamadas conserjes). En un condominio de 30 apartamentos, cada uno solo tendrá que pagar 60 BsS para completar el salario de 1800 BsS. Menos de lo que cuesta un pote de margarina”, escribió en su cuenta de Twitter @lubrio.

 

Cuando otros usuarios le cuestionaron que en esa cuenta no estaba incluyendo bono de alimentación, prestaciones sociales ni vacaciones. Bracci Rosa contestó: “Supón que, con todo, el condominio llegue a BsS 250 por apartamento. Igual sigue siendo poco para una familia donde 2 o 3 miembros ganen sueldo mínimo. Lástima que nadie protestaba el mes pasado, cuando se pagaba 200 millones por bolsas de basura pero sólo 5 millones al conserje”.

 

Además, contó que antes de la reconversión, en el mes de julio el recibo de condominio en su residencia costó el doble de su salario mensual. “Tuve que llegar a mi casa a matar tigres para pagarlo. Ahora voy a poder pagarlo con una fracción de mi sueldo. Siento que las cosas están mejorando para todos”. 

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook