cuadero-sdfgsdgf.jpg

Un padre encerró a su hija de 17 años en una jaula y la alimentó con comida para perros durante tres días como medida disciplinaria por montar fotos en sus redes sociales con el filtro de perro de Snapchat.

 

El hecho que se registró en Nueva York se desató cuando Rolando Cruz consiguió fotos y videos de Mónica con el famoso filtro por lo que dijo que si su hija quería ser un perro, él iba a tratarla como a uno.

 

“Mi madre estaba sentada en la litera, llorando, y mi papá en el dormitorio. Mi madre me dijo que iba a rezar por mí, y acto seguido, me quedé en la jaula como un perro cualquiera. No me lo puedo creer que mis padres me hayan hecho una cosa así por unas imágenes en Snapchat”, indicó Mónica.

 

La abuela de la adolescente expresó a varios medios que decidió intervenir al notar que algo no andaba bien: “Mi niña siempre me llama para hablar. Ella viene a mi casa al menos una vez por semana, me ayuda en casa. Supuse que algo estaba mal cuando mi hijo tampoco había regresado ninguna de mis llamadas”.

 

El detective encargado de la investigación dijo: “El Sr.Cruz me explicó que encontró muchas fotos de su hija en Facebook haciéndose pasar por un perro. Cuando supo de qué se trataba no se encontró muy feliz que digamos porque su hija escogió lucir como un animal en Internet. Es por eso que decidió tomar medidas extremas para disciplinar a su hija”.

 

A raíz del hecho la custodia de la adolescente fue dada a su abuela.

 

(Noticias24)

a6.jpg

Comentarios Facebook