La ilustradora de El Universal, Rayma Suprani, hizo gala de su morbo con una caricatura presentada este domingo. A propósito de la reunión en las que participaron el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y el de Colombia, Juan Manuel Santos, la caricaturista mostró en su Twitter un diseño que raya en lo irracional. Luego se quejó por haber sido “censurada”, ¿entonces?, ¿ahora hay que dejar que se falte el respeto a los Mandatarios de una forma tan vil?

El diseño criticado por la mayoría de los usuarios de las redes sociales plantea dos épocas: la de “La Gran Colombia”, frase acompañada de la imagen de 2 próceres independentistas, y otra época que hace referencia a la actual, que es planteada por la caricaturista como “La gran comedia”, frase que está acompañada por el presidente Maduro, junto a un cerdo o “cochino” para describir a Santos.

En conclusión Rayma intentó desprestigiar al Gobierno y su capacidad de lograr acuerdos diplomáticos y políticos con otras naciones y lo peor, llamó al presidente Santos “cerdo”.

Se trata de entrar en conciencia: los llamados a la reflexión no pueden depender de aplastar y desprestigiar a otros de forma aberrante, por el contrario, la historia misma da elementos para que un creador pueda lograr la autocrítica, crítica y análisis de los receptores sobre algún fenómeno social a través de la caricatura, sin caer en lo morboso, en lo asqueroso, en lo detestable.

Rayma escribió en la red social: “Esta es la caricatura que se me censuro hoy en El Universal. La que se publicó es de archivo. Favor RT”, esa fue su única respuesta ante tanta desfachatez.

Lamentablemente la dibujante confundió el arte con ofensa, ese fue el gran problema. Una cosa es un llamado a la reflexión y otra es humillar, vejar y ofender de forma descarda.

NO ES LA PRIMERA VEZ

Esta caricaturista acostumbra ofender a los venezolanos sin el menor de los reparos.

Durante las olimpiadas de Beijing 2008 la caricaturista dibujó varias medallas con algunos países del mundo, pero cuando le tocó dibujar a Venezuela, usó una medalla de la virgen. Es decir se burló de los deportistas nacionales y usó a la Virgen como señal de derrota, faltándole el respeto a todos los que tienen sus creencias.

Posteriormente, publicó una burlándose del pueblo en pleno, pues dibujó un venezolano con nariz de payaso con la siguiente interrogante “¿será que somos un país serio?”. Para la diseñadora en Venezuela solo hay payasos.

Juzgue usted mismo.


(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook