La tarde de este lunes fue liberado el periodista venezolano Isnardo Bravo, luego de permanecer por más de ocho horas retenido en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), ubicada en Boleíta, municipio Sucre del estado Miranda.

 

En declaración a los medios de comunicación tras ser liberado, el comunicador detalló que la retención se produjo en el marco de las investigaciones por el caso del terrorista Óscar Pérez, quien lideró atentados armados contra instituciones del Estado.

 

“Me llamaron no como imputado, debo aclararlo, me llamaron como testigo del caso. Me hicieron las preguntas pertinentes y yo respondí como debía responder. No tengo relación con ningún grupo de conspiración, no la he tenido, no la tengo y no la tendré porque yo soy periodista”, dijo.

 

En ese sentido, recalcó que recibió un buen trato de los funcionarios durante el interrogatorio y negó que haya sido objeto de algún tipo de abuso: “No puedo decir que me maltrataron porque no lo hicieron. Me trataron con mucho respeto”, agregó.

 

Asimismo, el comunicador precisó que lo hicieron firmar una caución con la que se compromete a no declarar o escribir en medios y redes sociales sobre el caso en cuestión.

 

Bravo, recordemos, fue retenido la mañana de este lunes por funcionarios del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) en el Aeropuerto de Maiquetía, en el estado Vargas, cuando se disponía a viajar con su hija fuera del país.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook