Un venezolano que ha regresado a su país de origen a través del Plan Vuelta a la Patria contó que la realidad laboral en Perú “no es como la pintan”.

 

“No es como aquí donde trabajas 8 horas; allá son 12, pero en realidad son 14, 15, yo llegué a trabajar hasta 17 horas”, narró a los medios Marlon Ochoa sobre su experiencia.

 

Ochoa explicó que decidió migrar por cuestiones de salud pero regresó con más estrés: “Yo iba más que todo a trabajar para costearme mis medicamentos y ayudar a mi familia pero la verdad no era lo que esperaba. Fui buscando mejoría, pero me vine con más estrés porque es demasiado fuerte”, concluyó Ochoa.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook