polimaracaibo1201152.jpg

El presidente del Sindicato Único Socialista de Empleados y Funcionarios Públicos de la alcaldía de Maracaibo, José  Delghans, denunció este lunes que a su sindicato más otros dos,  les fue negada la entrada a sus sitio de labores ubicados en la antigua sede del Servicio Autónomo de Gas, en la capital del estado Zulia.

 

Según Delghan, la Policía Municipal de Maracaibo (Polimaracaibo) recibiendo órdenes de la alcaldesa Eveling Trejo, violentó este lunes sus derechos al trabajo:

 

«Somos tres organizaciones sindicales a las que se nos ha violentado nuestros derechos: el Sindicato Único Socialista de Empleados y Funcionarios Públicos, al sindicato del Instituto Municipal del Aseo Urbano y al Sindicato del Servicio Autónomo de Gas (Sagas)», señaló el sindicalista.

 

La razón de esta medida arbitraria sería el ingreso de más de 1500 trabajadores tercerizados que pasarían este año a formar parte de la nómina de la alcaldía, según mandato de la Ley Orgánica del Trabajo.

 

Para el presidente del Sindicato Único Socialista de Trabajadores de la Alcaldía de Maracaibo, Delghans, han recibido un Golpe de Estado, “de esos a los que ellos están acostumbrados a dar, pero nosotros seguiremos luchando y trabajando por los derechos de los trabajadores”, recalcó.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook