La hiperinflación es la manifestación visible de la crisis que se presenta en Venezuela y es solo el “preámbulo” de la dificultad económica que podría alcanzar el país, si no se adoptan ahora las medidas precisas para paralizar  y debilitar su desarrollo.

 

Así lo afirmó el director de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, quien indicó que “las presiones al sector comercial con amenazas y detenciones”, únicamente logran la carestía de los rubros en establecimientos comerciales.

 

El analista expresó: “Obviamente, la lectura es negativa, pero vale la pena destacar que en este tipo de situaciones, si bien el panorama es malo, también tienes la posibilidad de pensar en lo que hay que hacer cuando ya pase”, reseñó el medio 2001.

 

Sobre posibles elementos de restructuración económica, subrayó que como primera medida es fundamental conservar una “óptica positiva realista“, ya que en su opinión a esta “crisis le quedan, a lo sumo, unos dos años”.

 

En este orden de ideas, exhortó al empresariado a continuar con la producción y con la certeza de que en un corto tiempo habrá un espacio de para el comienzo de la economía nacional.

 

“Es una aclaratoria a los que dicen que aquí no existe ya sector privado. Lo que tenemos es una gran dificultad para la obtención de productos”, manifestó León.

 

A su juicio “en este momento el ciudadano de a pie solo puede surfear su ola individual, haciendo lo que puede para sostenerse. Y aunque, insisto, el proceso de la crisis es finito, en los próximos meses, y hay que decirlo responsablemente, vamos a pasar trabajo, con sacrificios incluso superiores a los que hemos tenido”.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook