fbpx
#LoÚltimo
Incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace: La historia de Lilian Tintori
Septiembre 9, 2016 - 73 Vistas
La Iguana Google Plus

cuadro-tintori.jpg

Leopoldo López está dispuesto a reunirse con el Gobierno nacional, aseguró este jueves la esposa del penado, Lilian Tintori, a través del canal Globovisión.

 

La versión resulta tragicómica, toda vez que el planteamiento fue elevado con la deliberada intención de modificar las condiciones del juego planteado en la escena nacional, para acudir a la instancia del encuentro entre Gobierno y oposición.

 

El asunto es fácil: el exalcalde de Chacao no es precisamente la pieza que falta para que se concrete el diálogo aupado por el presidente Nicolás Maduro y otros dirigentes revolucionarios amantes de la paz, pues, López está preso y punto luego de incurrir en varios delitos cometidos en febrero de 2014 cuando motivó las manifestaciones que causaron la muerte a 43 ciudadanos, y causaron pérdidas por el orden de los 20 mil millones de bolívares.

 

Con visitar el centro de Ramo Verde, en Miranda, donde está recluido el golpista, hubiese bastado a los mediadores para que una conversación con él se hubiese dado. Solo que, a despecho de Tintori, ese no es el escenario planteado.

 

Debería aclarar otras cosas que son de mayor interés nacional como por ejemplo explicar por qué acudió a la Corte Penal Internacional (CPI), en La Haya hace pocos días, bajo el argumento de solicitar una investigación contra el Mandatario venezolano.

 

Sabe ella, como su abogado Juan Carlos Gutiérrez, que la CPI no procesa denuncias presentadas por organizaciones internacionales ni agrupaciones como la suya. De hecho, este ente mundial aún no da respuesta a una queja similar que en noviembre de 2015 presentaron el propio Gutiérrez y el prófugo Carlos Vecchio.

 

Nada indica que en esta ocasión vaya a resultar lo contrario. En lugar de estar mintiendo y tratando de alterar condiciones internas a favor de su cónyuge, Lilian Tintori debería es empezar a montar un cuento chino para convencer a su financista de que ese viaje a los Países Bajos fue fructífero. En el fondo ella sabe que esos reales ¡se perdieron!

 

(conelmazodando.com.ve)