El dirigente opositor Lorent Saleh señaló al expresidente colombiano, Juan Manuel Santos, como uno de los responsables de su detención en Bogotá, la cual calificó como un «secuestro». 

 

«Lo que sucedió conmigo en Colombia no fue una expulsión (…) a mi nunca me dieron esa oportunidad (…) no fue una extradición tampoco, porque para que fuera una extradición debió haber orden de captura en Venezuela y código rojo de la Interpol» señaló, según el portal wradio.com.co.

 

En ese orden de ideas, dijo que su detención fue un delito que cometió el Estado colombiano ya que «ningún Gobierno del mundo puede secuestrar y enviar a una persona a un lugar donde se le van a violar los derechos humanos».

 

Según mencionó, su captura y entrega a las autoridades venezolanas se dio en un intento para evitar -supuestamente- algún tipo de saboteo del proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) por parte de Venezuela. 

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook