El FBI confirmó que la legisladora demócrata Debbie Wasserman Schultz aparecía como remitente en los paquetes sospechosos enviados a personalidades políticas, como el expresidente Barack Obama (2009-2017) y la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

 

En un comunicado, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) informó que los paquetes tenían las mismas características: todos fueron enviados en sobres de manila con plástico de burbujas y, en su exterior, había unas etiquetas impresas a ordenador y donde figuraban las direcciones.

 

Todos los sobres tenían como remitente a Wasserman Schultz, quien representa en la Cámara de Representantes de EEUU a un distrito de Florida y que, entre 2011 y 2016, fue la presidenta del Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés), el órgano que dirige el Partido Demócrata.

 

Los paquetes que tenían a Wasserman Schultz como remitente eran cinco: los enviados a Obama, Clinton, al filántropo estadounidense George Soros y al exfiscal general de EEUU, Eric Holder, así como otro mandado a la cadena de televisión CNN pero dirigido al exdirector de la CIA John Brennan.

 

El paquete enviado a Holder, fiscal general entre 2009 y 2015, no llegó a su destino, sino que volvió a la dirección de Wasserman Schultz, en Florida.

 

(EFE)

Comentarios Facebook