Desde hace 15 días se mantiene el precio del cochino. La baja demanda obliga a congelar los precios que están entre los 900 y superan los mil soberanos. 

 

“Hasta que los proveedores no aumenten se mantienen los precios”, expresó Joandri Leal, vendedor en una carnicería de Calle Nueva, parroquia Carlos Soublette.

 

Señaló que tiene más demanda la riñonada por su bajo costo de 480 soberanos. “Tiene poca salida la chuleta ahumada a Bs.S 1.300 y la costillita a 920”.

 

En Catia la Mar el kilo de pernil de cochino y chuleta supera los 1.015 soberanos.

 

Sin pollo ni carne

 

Otro de los vendedores, quien no quiso identificarse, indicó que le resulta extraño que el estado Vargas sea uno de los pocos que surten de carne y pollo. “En Caracas lo consigues a cualquier precio. Aquí no se consiguen ni patas de pollo para un consomé”.

 

Insistió en que mientras los acosan con precios regulados, los entes públicos hacen jornadas de abastecimiento y ferias con precios que superan los montos establecidos.

 

Otro de los rubros que desapareció de los comercios es el huevo, que está regulado y lejos del alcance de la familia.

 

(La Verdad de Vargas)

Comentarios Facebook