Una mujer de Irlanda se quedó completamente bloqueada cuando vio que a su hijo de once semanas le había salido un colmillo de la noche a la mañana, publica Antena 3.

 

Tara O’Byrne, de Drogheda, en Irlanda, ha explicado que escuchó al pequeño Oscar llorar y le puso el chupón, lo que suele calmarle, pero no en esta ocasión. Tras cambiarle el pañal, se disponía a darle de comer cuando se dio cuenta de que algo le salía de la encía: se trataba de un colmillo.

 

Tara le llevó rápidamente al hospital, pero los médicos se pusieron a debatir sobre si era verdaderamente un diente o no, así que le llevó a otro centro hospitalario, donde un dentista que se lo extrajo.

 

Sus padres han decidido guardar el extraño diente para enseñárselo a Oscar cuando sea mayor.

 

(Agencias)

Comentarios Facebook