Brasil se enluta por la muerte del futbolista Daniel Correa que fue encontrado sin vida en una zona rural de Sao José dos Pinhais , suburbio de Curitiba.

 

De acuerdo con las autoridades brasileñas, el joven de solo 24 años de edad tenía una herida tan profunda que casi había sido decapitado. Sus genitales fueron mutilados.

 

No se conocen detalles oficiales de los responsables del hecho, pero al parecer la investigación está en un estado avanzado. La familia de la víctima darán sus testimonios.

 

Sao Paulo FC, club con el que estaba bajo contrato desde 2015 condenó profundamente lo sucedido y le rindió un homenaje este lunes durante el entrenamiento.

 

El jugador militaba en las filas del modesto Sao Bento (de la segunda división).

 

(Pulzo.com)

 

Comentarios Facebook