fbpx
#LoÚltimo
En Estados Unidos están “preocupados” porque el revocatorio no será este año
Septiembre 23, 2016 - 31 Vistas
La Iguana Google Plus

cuadroamenaza.jpg

Este jueves 22 de septiembre, mediante un comunicado emitido en Nueva York, por el portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América (EUA), John Kirby expresó que “Estados Unidos está preocupado por el anuncio de ayer por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela de que su proceso de referendo revocatorio no podrá completarse hasta 2017″.

 

Destacó que “esta decisión, sumada a las continuas restricciones a los medios y otras acciones para debilitar la autoridad de la Asamblea Nacional, priva a los ciudadanos venezolanos de la oportunidad de dar forma al rumbo de su país”.

 

Según Kirby, existen una serie de acciones que sustentan estas preocupaciones por parte de su Gobierno, con respecto a la imparcialidad del proceso del CNE para gestionar el referéndum revocatorio.

 

Para este portavoz “los retrasos no explicados del CNE a la hora de anunciar las fechas para la nueva fase del proceso, sus decisiones de establecer un número muy limitado de ubicaciones para la recolección de firmas del 26 al 28 de octubre, la distribución de esas ubicaciones de manera partidista y la imposición de un requisito irregular que va estado por estado para esas firmas”.

 

“Llamamos a la rama ejecutiva venezolana a entablar un diálogo serio tanto con la oposición como con venezolanos de todo el espectro político. Es hora de escuchar a todas las voces venezolanas y trabajar juntos para encontrar soluciones”, concluyó Kirby.

Luego que el CNE anunciara este miércoles que el referendo no podrá celebrarse hasta el primer trimestre de 2017, miembros del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) aseguraron que es “completamente imposible” que la consulta tenga lugar el año que viene, lo que empaña aún más el proceso.

 

Así lo indicó el alcalde del municipio Libertador del Distrito Capital, Jorge Rodríguez, quien atribuyó ese pronóstico a la detección de “miles de eventos fraudulentos” en la recolección de firmas para el revocatorio.

 

(LaIguana.TV)