en-el-agua-c.jpg

El productor venezolano de la cadena estadounidense Telemundo 51 Miami,  Alberto Rodríguez, divulgó este viernes  23 de septiembre en su cuenta de Twitter parte del reportaje especial “Balseros venezolanos”, anunciado en días pasados por medios de la derecha venezolana.

 

“Mucho nos advirtieron los venezolanos a los cubanos de lo que pasaría, no supimos escucharlos, y ahora ya tenemos hasta balseros”, anunció Fausto Malavé, otro periodista venezolano radicado en Miami desde el año 2004.   

 

Con muchas imágenes de archivo, testimonios recortados y un fondo musical propio de un reportaje amarillista, la voz afectada del locutor del reportaje declara que así “como los cubanos miran hacia el sur de la Florida a unas 90 millas, los balseros venezolanos miran hacia islas cercanas como Curazao, Aruba y Bonaire, apenas a unas 18 millas”.

 

“Cuando tú miras ese panorama, y alguien te plantea la alternativa de que en Curazao pudieras tú en un día ganar lo que yo como ingeniero civil no me gano en un mes;  la gente, bueno pues, se lanza”, manifiesta ante las cámaras Andrés Eloy Lovera, “cronista de la región”.

 

Los reporteros de Telemundo entrevistaron a una venezolana a quien llamaron “María”, que  según esta cadena noticiosa, forma parte de los casi dos mil venezolanos que se han ido de manera ilegal a Curazao a bordo de lanchas “que hacen tráfico humano de noche”.

 

La ciudadana, que fue arrestada y deportada en Curazao, recuerda que vivió una experiencia horrible en su viaje de ida: “cualquier cosa me podía pasar y nadie iba a saber porque es una cosa que es ilegal”.

 

Otro entrevistado es David Capiello, quien según el locutor “se prepara para dejar su natal Venezuela, no ve futuro en su país”.  En el reportaje se observa a David rodando una maleta por la costa, abrazando a su mamá y mirando hacia el mar. Capiello es un modelo, actor y músico de Santa Ana de Coro, estado Falcón, que se mantiene activo en sus redes sociales.

 

El joven aseguró ante las cámaras: “si yo me voy a Curazao, me voy a otro país, lo que quizás aquí me puedo hacer en un año, allá me lo hago en una noche, cantando”.

 

Así, se plantea que en Venezuela un ingeniero civil no gana en un mes lo que alguien podría ganar en un día, y una noche de canto es más lucrativa que el trabajo de un año en nuestro país. 

 

Otro entrevistado es el conocido Agustín Blanco Muñoz, autor del libro, “¡Yo sigo acusando! Habla CAP”, a quien se le ve expresando que “ni siquiera Cuba llegó a estos niveles”

 

Los balseros venezolanos “se le esconden a los policías, los ves en la plaza sentados a ver si el señor de la tienda de al frente sale porque necesita un caletero”, según manifiesta una mujer entrevistada.

 

No obstante en el audiovisual, realizado al más puro estilo showsero, no se manejan estadísticas ni datos confiables sobre esta supuesta avalancha de venezolanos balseros.

 

El reportaje finaliza con la denuncia de Saribel Cordero,  hermana de un barbero desaparecido de quien no se supo más desde que decidió irse a Curazao con otros cinco compañeros. Las cámaras enfocan el dolor de Saribel sin reseñar mayores detalles del caso, para concluir que “es otra cara que el mismo drama que los venezolanos comparten ahora con los cubanos”.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook