cuadro-explo.jpg

La explosión que este sábado hirió a dos agentes en Budapest tuvo como blanco a las fuerzas policiales, según declaró en rueda de prensa el jefe de la Policía nacional del país, Karoly Papp. Asimismo, aclaró que el sospechoso sigue en libertad y descartó que la explosión estuviera relacionada con actividades terroristas.

 

La fuerte explosión ocurrió en las cercanías de la plaza Oktogon de la capital húngara. Varios testigos aseguraron que la onda explosiva se sintió en un radio de unos 200 m.

 

(RT)

Comentarios Facebook