Ambas son del partido demócrata y este martes hicieron historia al convertirse en las primeras mujeres musulmanas en ocupar un escaño en la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos. Sus nombres son Rashida Tlaib e Ilhan Omar, electas por los estados de Michigan y Minnesota, respectivamente.

 

Tlaib es una abogada de 42 años, hija de inmigrantes palestinos. Aunque los republicanos no postularon candidato en este estado, su mérito está –entre otros motivos- en romper con el establishment instalado en su propio partido y salir victoriosa.

 

Por su parte, Ilhan Omar tiene 33 años y hace dos décadas llegó a Estados Unidos huyendo -junto a su familia- de la guerra de Somalia, previamente había vivido cuatro años en un campo de refugiados en Kenia. 

 

«Lo logramos, juntos. ¡Gracias!», tuiteó Ilhan Omar tras conocerse los resultados. También escribió un mensaje a su compañera de partido. «Felicitaciones a mi hermana Rashida Tlaib por su victoria. No puedo esperar para compartir una banca contigo, inshallah».

 

Rashida Tlaib ha sido una fuerte crítica del Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Hace dos años fue detenida por irrumpir en un discurso del mandatario en Detroit.

 

Entretanto, Illhan Omar ocupará el asiento que dejó vacante el representante por Minnesota Keith Ellison, el primer musulmán que fue elegido como congresista.

 

Las elecciones de medio tiempo, como se le conoce a este proceso electoral de renovación del Poder Legislativo, han convertido a la Cámara de Representantes del Congreso en un espacio mucho más diverso, especialmente, gracias a la victoria de más de un centenar de mujeres entre las que destacan latinas, musulmanas, indígenas y del colectivo LGBT.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook