MUJICA-DANDO-AVENTON-C.jpg

Hace un par de semanas, un hombre esperaba un aventón en una carretera de Uruguay desde Conchillas a Juan Lacaze, en Colonia, cuando de pronto el propio presidente,  José “Pepe” Mujica, paró y le dio la cola.

 

Gerhald Acosta es el nombre del sorprendido trabajador quien fue devuelto de su trabajo aquella mañana por tener la cédula vencida. En tales circunstancias le tocó pedir cola en plena carretera.

 

De acuerdo con lo que contó a El Observador, el pasado lunes 5 de enero estuvo caminando un rato y “pasaron unos 25 o 30 autos y ninguno paró”. Luego pasadas las 10:00, vio que una camioneta con placa oficial se detuvo. Detrás venía escoltándolo otro carro, del que se bajó un hombre y le preguntó para dónde iba.

 

“Le conté lo que me pasó y le dije que iba para Juan Lacaze. Me dijo que me podían llevar hasta Anchorena y que me subiera en la camioneta que estaba adelante. Cuando subí dije: ‘A esta mujer yo la conozco’. Era Lucía, con la perra Manuela, y ‘Pepe’ venía sentado adelante. No podía creer que el Presidente me estaba llevando”, fue el relato del joven.

 

Acosta contó que aunque el viaje fue corto fueron muy amables con él, que al bajar les agradeció muchísimo pues según sus palabras “no cualquiera ayuda a alguien en la ruta, y menos un presidente”. Finalmente concluyó: “Al final perdí un día en la fábrica, pero valió la pena por la experiencia”.

 

El presidente Mujica, de ideología de izquierda, se ha caracterizado por seguir una vida coherente con sus ideales y no deja de sorprender al mundo con las anécdotas envueltas en su humilde personalidad.

 

(LaIguana.TV)

 

MUJICA-DANDO-AVENTON-C2.jpg

 

Comentarios Facebook