cuadro-file.jpg

En la Panadería “Pepin” ubicada en el municipio Chacao en Caracas, por lógica debería haber mucho pan salado pero en su lugar lo que sobra son las quejas de los clientes; según nos hace llegar esta denuncia una lectora de LaIguana.TV, cansada de tanta injusticia al sentirse humillada cada vez que se acerca a este establecimiento a comprar pan canilla y le venden «una señorita».

 

Los vecinos del sector aseguraron que el dueño y los empleados de la panadería se “ríen” en la cara de los compradores, luego de obligarlos a hacer una cola por horas para poderles vender un pan “flaquito” por 130 bolívares cada uno.

 

La denunciante también denuncia que el pan gallego lo venden a 600 bolivares y aunque no es regulado igual mandan a las personas hacer la misma cola de las canillas.

 

Así mismo asegura nuestra lectora que no existe excusa para demorar en la entrega del rubro porque todos los clientes cancelan en efectivo.  ¿Estrategia del panadero para quebrantar la paciencia del pueblo? Saque sus conclusiones.

 

(LaIguana.TV) 

sustento-11.jpg

sustento-10.jpg

sustento-9.jpg

sustento-8.jpg

Comentarios Facebook