cuadro-des.jpg

El martes 11 de octubre, funcionarios de la Dirección de Antiextorsión y Secuestro de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) hallaron el cuerpo de un hombre descuartizado en la avenida Washington, frente a la clínica Herrera Lynch de San Bernardino. 

 

El cadáver se encontraba en el interior de un vehículo Grand Cherokee, color plateado y sin placa.

 

Los vecinos de la zona se percataron de que la camioneta estaba encendida desde temprano, sin que nadie entrara o saliera, así que se comunicaron con la policía.

 

Cuando llegaron los funcionarios, descubrieron el cuerpo del hombre desmembrado. Le cortaron las piernas, los brazos y la cabeza, que colocaron en el asiento trasero del carro, y el torso fue encontrado en la maleta.

 

Hasta ahora no ha sido identificado, los efectivos informaron que tiene un tatuaje de San Miguel Arcángel en su espalda.

 

(LaIguana.TV)

 

Guardar

Guardar

Comentarios Facebook