cuadro-miracle.jpg

La milagrosa curación de María Alejandra Hernández, habitante de la zona rural de El Hatillo, (quien en 2007 cuando tenía 5 años de edad  fue mordida en una pierna por la serpiente venenosa “Tigra Mariposa”), generó que este domingo El papa Francisco, canonizara al Beato Salomón Leclerc, primer mártir del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas.

 

Los médicos coincidieron en que había que amputarle la pierna a la niña y que solo un milagro podría salvarle la vida. Fue entonces cuando todos los niños y religiosas de la casa hogar donde vivía Alejandra Hernández pidieron la intercesión del Beato Hermano Salomón. En menos de dos horas luego de haber iniciado las oraciones, la pierna comenzó a recuperar su color original y todos los síntomas de envenenamiento desaparecieron, reseñó Notitarde.  

 

Desde la  plaza de San Pedro, en Roma, el Sumo Pontífice expresó: “después de haber oído el parecer de muchos de nuestros hermanos en el episcopado, declaramos y definimos Santo al Beato Salomón Leclerq (…) y los inscribimos en el Libro de los Santos, decretando que en toda la Iglesia ellos sean venerados entre los Santos”.

 

El monseñor Rafael María Febres Cordero, solicitó a los hermanos de la comunidad de La Colina que le donen la imagen del Beato Salomón para ser trasladada a la Ermita de la Eucaristía, Monte de La Cruz, para que los más pobres de esta zona puedan conocerlo. Cuando la imagen entró a la zona rural, el Monseñor afirmó: “recibimos al Beato Salomón y lo volveremos santo”.

 

(LaIguana.TV) 

sustento-C4.jpg

sustento-C3.jpg

C2.jpg

sustento-c1.jpg

 

Comentarios Facebook