cuadro-panda.jpg

Qizai, cuyo nombre significa «el séptimo hijo», fue encontrada débil y descuidada en una reserva natural en Qingling Montañas en el centro de China. Al parecer, su madre desapareció en la selva, pero una cosa es segura, su pelaje era blanco y negro.

 

Ahora Qizai disfruta de una buena vida en el Foping Panda Valle y recibe cuidado personal, aseo y alimentación.

sustento-p10.jpg

sustento-p9.jpg

sustento-p8.jpg

sustento-p7.jpg

sustento-p6.jpg

sustento-p5.jpg

sustento-p4.jpg

sustento--p3.jpg

sustento-p2.jpg

sustento-p1.jpg

 

(teleSUR)

Comentarios Facebook