fbpx
#LoÚltimo
“que no quede nada”: Así se comportan los bachaqueros en la venta de PAC en CATIA
Octubre 24, 2016 - 34 Vistas
La Iguana Google Plus

carritos-c.jpg

En este escrito me referiré al punto de venta de Los Flores de Catia Almacenadora Caracas del Programa de Abastecimiento Complementario. No se si los otros puntos estarán funcionando a la perfección.

 

Hace dos días las personas hicieron cola, ciertamente pero, por ejemplo, una persona que llegó a las 10 am, salió a las tres de la tarde.

 

Según su capacidad de compra, adquirió 8 paquetes de harina de maíz, 4 kgs de arroz, 4 kgs de pasta, 4 kgs de azúcar y un aceite, casi 40.000 Bs. Tal vez si la persona hubiese tenido más dinero, más hubiese comprado.

 

Ayer otras personas conocidas hicieron cola todo el día, estaban en pie desde las 4 am (entre ellas una embarazada) y no pudieron acceder al recinto, ya las colas eran infernales.

 

El día de hoy llegaron a las 6:30 am, ya había mucha gente allí, pasaron todo el día, las embarazadas y los de las 3ra. edad tratadas de forma humillante, sin ningún tipo de consideración.

 

Al parecer reparten 500 números al día, además de quitarle la cédula de identidad a las personas, cosa que según le oí al director del @Sunndde que es ilegal reternerle la cédula a las personas que asisten a cualquier comercio.

 

La actuación de los guardias nacionales es desastrosa. Aupan el desorden y dejan que la gente se colee y meten a quien ellos les parece (No quiero pensar que los bachaqueros les están mojando la mano, soy muy mal pensada).

 

En el sitio no hay captahuellas y creo que no pensaron que se necesitarían porque la compra es complementaria, pero me imagino que Jorge Rodríguez y Daniel Aponte en su ingenuidad creyeron que los bachaqueros iban a pelar ese boche.

 

El día de hoy con tanta gente pujando para comprar decidieron en el punto condicionar la venta a 5 artículos por rubro y luego a dos por rubro : dos kilos de harina de maíz, dos de arroz y dos de pasta.

 

Funcionan alrededor de 12 cajas, entre pago de efectivo y tarjetas pero operan muy lentamente, por lo tanto ante tal avalancha de gente se hace absolutamente tedioso. Entonces las personas hacen cola en el solazo para entrar y hacen otra cola adentro para pagar.

 

Ya narré los hechos, ahora bien, mi apreciación ante esto.

 

Hace como dos meses yo dije que ante la cosecha, que para estos días se está recogiendo, el saboteo se agudizaría para seguir jorobando sobre todo a las mujeres, quienes son las administradora de los hogares. Las de capas medias y baja son la mayoría y son las que marcan el territorio.

 

Quien a bien tenga (porque dispone de recursos) puede ir a comprar y aunque le salga costoso, pudiera satisfacer sus necesidades y por esa vía ir solventado la puja por los productos básicos.

 

Ahora bien dados los últimos acontecimientos hay que hacerse preguntas como, por ejemplo, ¿si los bachaqueros compran esos productos a qué precio los piensan vender? ¿Si se van a meter todos los días a hacer colas cuándo van a salir a vender?

 

Y aquí me detengo, porque a simple vista pudiéramos pensar que no son bachaqueros sino gente que se está muriendo de hambre, pero entonces ¿por qué el punto condicionó las ventas alegando que a cada rato veían las mismas caras?

 

¿A quien le interesa que estos puntos, que aunque venden a precios internacionales, fracasen y mueran al nacer?

 

Una vez le oí al diputado Diosdado Cabello que la estrategia en Cuba para el bloqueo es que “NO ENTRE NADA”.

 

La estrategia para nuestro país es que “NO QUEDE NADA”. Ciertamente los sectores importadores de siempre importan y se lo hacen llegar a los entes públicos, en este caso Alcaldía de Libertador y Gobierno del Distrito Capital, pero entonces mandan a su ejército de delincuentes llamados bachaqueros a que arrasen con todo y hacerle lo más displacentero posible a las personas poder adquirir los bienes que requieren.

 

Si no se toman las medidas ferreas que se necesitan y no se agilizar los procesos con una buena planificación imaginen como podrá ser a partir del 18 de diciembre cuando las personas cobren utilidades, bonos anuales, hallaqueros (que en muchos entes del Estado pagan). Habrá una puja muy grande por adquirir bienes de consumo masivo…Y la gente pasando arrr…

 

A esto hay que hacerle seguimiento milimétrico a fin de que no se convierta en peor la medicina que la enfermedad.

 

(www.latabla.com)