Estados Unidos está buscando por todos los medios torpedear la toma de posesión del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pautada para el próximo 10 de enero. En este sentido, el embajador EEUU ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, ha anunciado que su país cree pertinente abrir un debate regional sobre las consecuencias que traerá este evento.

 

“No vamos a tener todos la misma respuesta, pero es importante tener una conversación sobre el no reconocimiento de las elecciones. ¿Qué significa desde una perspectiva diplomática? Todos los países tendrán una respuesta diferente”, contó el diplomático estadounidense a la agencia EFE. 

 

Trujillo indicó que su nación pedirá la convocatoria de un Consejo Permanente de la OEA para el 10 de enero con el objetivo de examinar cuál es la respuesta del continente a la investidura del mandatario venezolano. 

 

Por otra parte, el Gobierno de Donald Trump aún no ha anunciado si romperá relaciones con Venezuela tras la toma de posesión de Maduro. 

 

“Si EEUU toma la decisión de cortar lazos con Venezuela, eso supondría un cambio significativo en el actual panorama diplomático”, dijo Trujillo.

 

Consideró que “si no lo reconocemos como un Gobierno democrático, debemos tratarlo como tal”.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook