cuadro-merida.jpg

Luego de los actos de violencia registrados el miércoles pasado, el gobernador del estado Mérida, Alexis Ramírez, se pronunció respecto a la marcha planificada por sectores de la oposición que solo generó terror y odio entre los merideños, reseña una nota de prensa de la gobernación de la entidad.

 

El jefe de gobierno expresó que la protesta “pacífica” dejó como consecuencia 37 personas lesionadas, entre ellos 22 manifestantes. Asimismo, cinco policías resultaron heridos con armas de fuego, mientras que 10 más presentaron laceraciones y traumatismos con objetos contundentes.

 

El gobernador indicó que los manifestantes, ya identificados como activistas de Voluntad Popular, Acción Democrática y Primero Justicia iniciaron los actos vandálicos en el centro de la ciudad Mérida al tomar la unidad P-472, asignada al Centro de Coordinación Policial de El Vigía, que fue incendiada cuando funcionarios cumplían labores de patrullaje en la avenida 4 con esquina de la calle 25.

 

Por otra parte, tres ciudadanos fueron detenidos en flagrancia por funcionarios adscritos al Instituto Autónomo de Policía del Estado Mérida (Iapem), así lo manifestó el mandatario regional, quien puntualizó que los dos primeros fueron aprehendidos en la avenida Las Américas con una escopeta 12 mm y un arma de 38 mm. Al tercer ciudadano, arrestado en el Paseo de la Feria, le incautaron dos morteros. Este reveló que opositores al Gobierno le pagaron para que incitara a la violencia.

 

Luego del arresto se efectuaron las investigaciones de rigor, que demostraron que los individuos pertenecen a los partidos políticos mencionados. Los dos primeros son oriundos del estado Portuguesa y al parecer fueron trasladados a la ciudad de Mérida con el único fin de sembrar el temor y el odio entre los merideños. Los ciudadanos quedaron a orden de la Fiscalía del Ministerio Público para sus debidos procedimientos judiciales.

Policías heridos

 

La máxima autoridad del estado, en compañía del director del Iapem, Álvaro Sánchez Cuellar, identificó a los cinco policías que resultaron heridos con armas de fuego cuando intentaban controlar la batalla campal originada el miércoles pasado en horas de la noche por los manifestantes que se encontraban en las residencias Los Samanes, ubicada en avenida Las Américas.

 

Los oficiales lesionados fueron identificados como Luis Gerardo Cuevas, herido en una pierna; Alberto Rubio Gómez, quien presentó un disparo con entrada y salida en una pierna. Asimismo, José Alejandro Lobo Quintero sufrió traumatismo del dedo pulgar de la mano derecha por un disparo de escopeta con plomo palomero; Deiber José Talabarte fue herido con perdigones en la mano derecha; y Joaquín Duarte Ramírez presentó traumatismo en la mano derecha y heridas en el pie izquierdo.

 

Los otros 10 lesionados con objetos contundentes afortunadamente se encuentran fuera de peligro.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook