El presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, denunció este lunes que al parecer funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) se apostaron en la sede corporativa de Los Cortijos y en su residencia desde el pasado jueves, como parte de una campaña de “persecución y hostigamiento”.

 

El empresario opositor aseguró que los uniformados del Sebin aún se mantienen en ambos sitios, como una “policía política”. Dijo en una rueda de prensa que su compromiso es “inquebrantable” y llamó a continuar “trabajando por el país”. Sin embargo, en los comercios del país brilla por su ausencia los rubros con el sello de esta empresa privada. 

 

Mendoza se pronuncia a horas de haberse dado el favorable encuentro de diálogo entre Gobierno y oposición, ¿mera coincidencia o estrategia política para llamar la atención? Saque sus conclusiones. 

 

(LaIguana.TV) 

cuadro-big.jpg

 sustento-lore.jpg

Comentarios Facebook