Athaulfo Montiel no imaginó nunca que se iba a convertir en el profesional más buscado por todos los comercios.  Y todo comenzó sin proponérselo.

 

Un día, mientras ayudaba a su amiga  a remarcar precios en una conocida farmacia, el dueño lo estuvo observando y pudo apreciar la rapidez con que el muchacho terminaba de remarcar una cantidad de productos en una fila de estantes, mientras su amiga apenas estaba parada en el mismo lugar donde comenzó. El empresario, que tiene un ojo para ver dónde está el negocio, llamó a  Athaulfo y le dijo: “Amigo, usted tiene un gran futuro como Remarcador de precios. Esa es una profesión que se necesita ahora más que nunca, porque los precios están subiendo diariamente, y a veces muchos locales tienen que cerrar para remarcar los precios, en cambio yo he observado que usted tiene un talento para el remarcaje como no lo había visto nunca. Así que desde ahora, usted se ocupará nada más que de remarcar precios”.

 

Así comenzó la carrera del éxito de Athaulfo. Al poco tiempo, gracias al empresario que le dio la idea, a pesar de que el pago era muy poco, Athaulfo se buscó unos amigos y les explicó en qué consistía la nueva profesión que se había creado en el mercado venezolano.

 

Y en tres meses, todos los comerciantes de farmacias y tiendas de todo tipo, llamaban a la empresa  Remarcando precios ya: los más rápidos en subir los precios de sus productos. Una empresa atendida por su propio dueño: Athaulfo Montiel.

 

”No es necesario que usted cierre su local para remarcar los nuevos precios de los productos, nosotros lo hacemos por usted”. Decía Athaulfo. “Además, tampoco tiene que usar a su familia para remarcar los precios en la noche. Duerma como un rey, que nosotros hacemos nuestro trabajo lo más rápido posible. Nuestra empresa, Remarcamos precios ya, lo hace por usted de la manera más rápida”.

 

Una de las empresas que ha venido creciendo en capital es la empresa Remarcando precios ya, de Athaulfo, tanto ha crecido que ya está pidiendo inscripción en Fedecámaras. En todo el país Athaulfo tiene sucursales con gente que trabaja las 24 horas del día remarcando precios en una cantidad de locales. Desde muchas partes del mundo han venido periodistas a entrevistar a Athaulfo, pero él se niega a dar entrevistas por temor a que descubran su secreto del éxito.

 

(Roberto Malaver / ultimasnoticias.com.ve)

Comentarios Facebook