El empresario iraní Hamidreza Baqeri Dermani, mejor conocido como “el señor del betún”, fue ejecutado este sábado 22 de diciembre en la horca por cometer delitos económicos en Irán.

 

Según reseñó la agencia Irna, el empresario fue condenado por fraude, conspiración, creación de un grupo armado, y por propagar la corrupción en la tierra, una ofensa capital bajo las leyes islámicas de Irán.

 

“El caso de Baqeri fue investigado tras las denuncias de la empresa de refinación de petróleo Jey, el Banco Meli, el Banco del Turismo, y el cambista de monedas Eqtesad Novin, entre otros. El delincuente iraní y sus secuaces participaron en 156 casos de corrupción”, detalló la agencia.

 

La ejecución de Baqeri, recalcó Irna, se produce tras la firme decisión de Irán de enfrentarse a la corrupción que pretende alterar la economía del país. El 14 de noviembre Vahid Mazloumin, conocido como el “Sultán de las monedas de oro”, también fue ejecutado.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook