El embajador de Rusia en Venezuela, Vladímir Zaemski, aseguró que el envío de vuelos de aviones militares rusos a Venezuela forma parte de la cooperación ruso-venezolana y por lo tanto, en el futuro es probable que continúen ocurriendo siempre apegados a las normas internacionales.

 

Estas declaraciones responden a las reacciones de alarma internacionales por la llegada de dos bombarderos estratégicos Túpolev Tu-160, (un avión pesado de transporte militar Antónov An-124 y un avión de pasajeros Ilyushin Il-62 de la Fuerza Aeroespacial de Rusia) así como de rumores del supuesto plan de instalación de una base militar rusa en una isla del país caribeño, esto último desmentido por el diplomático ruso.

 

«Las informaciones publicadas por varios medios sobre supuestas consultas para crear una base militar en el territorio de Venezuela son simple y llanamente unas especulaciones», declaró tajante Zaemski.

 

Sin embargo, el embajador de Rusia en el país petrolero reiteró que en Venezuela persiste la amenaza de una intervención militar por parte de “fuerzas agresivas (que) siguen con su plan para derrocar al actual Gobierno venezolano”, tensión que se incrementa al fallar las sanciones unilaterales impulsadas desde EEUU.

 

Asimismo, Zaemski reiteró que los temores de los vuelos conjuntos de Rusia y Venezuela son infundados y recordó que en los años 2018 y 2013 ya se habían dado vuelos similares de manera transparente.

 

«La consolidación permanente de las relaciones entre Rusia y Venezuela está orientada a alcanzar resultados concretos a favor de la estabilidad y la seguridad regional y global, la defensa de la Carta de la ONU, así como las normas y los principios del derecho internacional», concluyó Zaemski.

 

 (LaIguana.TV)

Comentarios Facebook