Naguanagua, estado Carabobo, fue una de las zonas donde con mayor fuerza se sintió el temblor de magnitud 4,9 ocurrido la madrugada de este jueves 27 de diciembre. Aunque sin víctimas fatales, se reportaron daños en algunas estructuras. 
 
 
En este sentido, el usuario de la cuenta en Twitter @bhrayanss narró que en su casa los despertó el estruendo provocado por el movimiento telúrico,  además, mientras dormían el friso del techo les cayó encima. 
 
 
La Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis) informó que el sismo tuvo su epicentro a 12 kilómetros al noroeste de la ciudad de Valencia. Posteriormente al primer temblor se produjeron más de una veintena de réplicas. 
 
 
(LaIguana.TV)