DIVA-C.jpg

Una talentosa luchadora estadounidense se ha convertido en la última figura pública víctima de los implantes mamarios, se trata de Eva Marie cuya vida está al borde de la muerte debido a una fuga de silicona.

 

Al parecer, la deportista, considerada una diva de la lucha, sintió fuertes dolores en el pecho que resultaron causados por un importante derrame de silicona, debido a que una de las prótesis se rompió amenazando su vida.

 

El líquido expulsado por la prótesis se ha alojado en el tejido sano de la mujer y éste es muy difícil de remover, según los médicos que la tratan. Éste, por supuesto, no es el primer caso de este tipo.

 

Diariamente mujeres “anónimas” son víctimas de su propia vanidad, no solo porque sufren, como la Diva Eve, el rompimiento de un implante, sino que, además, se siguen sometiendo a prácticas “embellecedoras” como inyectarse silicón o biopolímeros en las nalgas, senos o piernas para lograr una apariencia acorde a los estereotipos de belleza impuestos por la sociedad patriarcal que las somete a dolorosos tratamientos, hospitalizadas o muertas.

 

(LaIguana.TV)

 

 

DIVA-C2.jpg

 

Comentarios Facebook