No hay nada como una tarde de wiffle ball con tus amigos, en el patio de la casa. Bueno, al menos en la teoría, era un buen plan.

 
Todo iba bien hasta que uno de estos confusos pitcheos golpeó directamente en el rostro a este pobre bateador, que en su intento por evitar que la bola impactara, hizo un swing «defensivo», literalmente. 

 

Es decir, el pobre bateador no solo salió golpeado en la cara por la pelota, si no que, además, se ponchó en el intento.

 
Lo bueno es que esta pelota es de plástico.

 
Pero, en otras ocasiones, el que sale con dolor de cabeza es el lanzador.

 

(12up.com)

cuadrobeisbollll.jpg

 

 

| School tomorrow got me like…?? . . ? baseball_LS101 . . —- #baseball #baseballislife

Un vídeo publicado por Baseball Lifestyle101 (@baseball_lifestyle101) el

Comentarios Facebook