#LoÚltimo
Secretario general de la Opep: precios del petróleo se recuperarán pronto y podrían llegar a $200
Enero 26, 2015
La Iguana Google Plus

petroleo2601152.jpg

Abdullah al-Badri, secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), cree que el precio del petróleo ya ha tocado suelo, la inversión destinada a la búsqueda de más crudo se ha detenido y si se siguen reduciendo las inversiones el barril podría llegar a los 200 dólares dentro de tres o cuatro años.

 

“Ahora los precios están alrededor de los 45-55 dólares, yo creo que el crudo podría haber alcanzado su suelo y veremos un rebote pronto”, ha asegurado Badri en una entrevista.

 

El rebote del precio del crudo se puede producir a corto plazo, aunque es cierto que todavía hay un exceso de oferta en el mercado. Para Badri se están produciendo 1,5 millones de barriles al día más de los que se necesitan para que la oferta y la demanda se encuentren equilibradas.

 

Por otro lado, Badri cree que la muerte del rey Abadalá no cambiará nada: “Arabia Saudí es un país estable, con un Gobierno estable, y creo que todos los acontecimientos de desarrollarán de forma normal en los próximos meses”.

 

Una prueba de la estabilidad y continuidad del nuevo rey fue el mensaje enviado la semana pasada, en que el se expresó la confianza en el actual ministro de Petróleo de Arabia Saudí, Ali al-Naimi, que continuará en el cargo tras la muerte del Abdulá.

 

¿Petróleo a 200 dólares?

Las previsiones de Badri no son las únicas en esa dirección. La semana pasada. El CEO de la petrolera italiana Eni, Caludio Descalzi, pidió a la OPEP que recorte su producción de petróleo para dar estabilidad a los precios. El italiano alertó de que si no se produce una reacción por parte del cártel, el crudo se podría disparar hasta los 200 dólares por barril por la falta de inversión.

 

La argumentación de Claudio Descalzi se basa en la drástica reducción de la inversión en la industria petrolera que se está viviendo en los últimos meses. El ‘petróleo barato’ hace que cada barril extraído sea menos rentable, lo que ha parado en seco las inversiones en el sector y está obligando a varias compañías a reducir sus plantillas y a detener la extracción del crudo que ya no es rentable.

 

 

(eleconomista.es)