#LoÚltimo
Contundente artículo sobre la frontera: La parapolítica o “se nos pasó la mano” (+Maryclen)
Enero 26, 2015
La Iguana Google Plus

MaryclenStelling0309152.jpg

La sociedad venezolana está conmocionada con el asesinato de Liana Hergueta y, más aun, ante la absoluta frialdad y distanciamiento del autor material, cuando expresa “Se nos pasó la mano”. Invade una sensación de asombro ante la terrible muerte y todo lo que arrastra. Sin duda, este hecho influirá en el devenir de políticos, medios, instituciones y la propia opinión pública…

 

Las investigaciones llevadas a cabo por el MIJ vinculan a la oposición con la muerte de Hergueta. El ministro González López, afirma que el caso forma parte del paramilitarismo, asegurando además que existe una vinculación directa entre los implicados y militares, periodistas y la oposición. Destaca que Pérez Venta recibió entrenamiento paramilitar en la frontera colombo-venezolana, lo cual le permitió adquirir técnicas para el sicariato. Otros personeros informan que el Gobierno ha descubierto grupos entrenados y financiados desde Colombia por las organizaciones paramilitares vinculadas a Álvaro Uribe Vélez, que buscan crear escenarios de violencia y desestabilización en el país. El Presidente pide “apoyo a todos los venezolanos para preservar la paz y neutralizar la violencia promovida por paramilitares”.

 

Se afirma que “detrás de los ataques gestados por sectores de la derecha venezolana”, se esconde un aparataje paramilitar de gente preparada para el crimen, que son parte de la parapolítica de la oposición venezolana”.

 

Parapolítica y paramilitarismo y son términos que en origen describen fenómenos propios de la realidad colombiana. Para-política es la categoría periodística con la que se designó el escándalo político desatado en Colombia a partir de 2006, por la revelación de los vínculos de políticos con paramilitares. La parapólitica acoge además de las alianzas, las relaciones simbióticas y la captura del Estado. Por su parte, paramilitarismo alude a los grupos armados ilegales deextrema derecha que se reconocen autodefensas y están generalmente ligados al narcotráfico.

 

Salvando las distancias con la situación colombiana, en el caso venezolano el gobierno denuncia la infiltración de sectores de la oposición por el paramilitarismo y Jorge Rodríguez conmina a la oposición a dejar la parapolítica al estilo criollo. La oposición rechaza las acusaciones, exige pruebas y afirma que el Gobierno solo intenta sacar ganancia del caso Hergueta.

 

(Por Maryclen Stelling)