cuadro-test.jpg

De acuerdo al informe del juicio que se celebró en Nueva York contra los primos Flores, los informantes de la Administración para el Control de Drogas, en inglés: Drug Enforcement Administration, (DEA), son literalmente trabajadores en la nómina de la organización.

 

De hecho, durante el juicio los informantes testificaron haber recibido cerca de dos millones de dólares de la DEA por su trabajo como informantes a lo largo de varios años.

 

Pero lo más grave quedó demostrado durante ese proceso judicial, en el que los informantes continuaban siendo narcotraficantes a las espaldas de la DEA mientras eran sus trabajadores.

 

Inclusive, este testigo fue agarrado in fraganti en la comisión de perjurio en medio de una declaración en el juicio; la defensa de Los Flores comprobó por medio de unas grabaciones de llamadas telefónicas hechas por los informantes en días pasados, como seguían haciendo transacciones con narcóticos aun cuando habían dicho frente al jurado que ya no lo hacían.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook