cuadro-dea.jpg

El agente de la Administración para el Control de Drogas, en inglés: Drug Enforcement Administration, (DEA), de apellido González, responsable de la operación ilícita que culminara en el juicio de los primos Flores, trabajó como Attaché de la DEA en la Embajada de los EE.UU. en Caracas, violó la soberanía nacional y la jurisdicción venezolana, al ingresar al país con visa obtenida mediante usurpación de identidad.

 

Asimismo, esta operación constituyó la violación de la soberanía venezolana, ya que los agentes encubiertos que promovieron la comisión de delitos en territorio venezolano, lo hicieron sin conocimiento ni autorización de los órganos competentes de Venezuela.

 

Estos agentes de la DEA fueron infiltrados por EE.UU. sin permiso ni coordinación con el Estado Venezolano. No solo es ilícito desde la Constitución venezolana sino para las mismas leyes del país del norte, pues desde 1928 la jurisprudencia gringa excluye cualquier prueba que haya sido obtenida en forma ilegal.

 

Pero no solo queda el asunto allí, los primos Flores fueron objeto de privación ilegal de libertad, se puede decir que de secuestro en Haití lo cual constituye una violación de la legislación haitiana.

 

En ese sentido, la DEA violentó las leyes de tres países en el caso de los primos Flores con claros intereses políticos, pues como se ha señalado no hay pruebas contundentes.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook